Principios básicos del trading

Para tener éxito con nuestras inversiones automáticas debemos seguir a pies juntillas los 4 principios básicos del trading. Si no seguimos estas simples reglas no podremos tener éxito en el trading pero aunque las reglas son simples, no es tan fácil ponerlas en práctica.

Principios básicos del tradingAntes de nada debemos echar un vistazo a la Estadística, esa rama de las matemáticas que analiza las probabilidades de los sucesos, y debemos conocer un poco como funciona la Teoría del juego.

Gracias a estos dos temas (probabilidad y teoría del juego) debemos conocer dos de los conceptos más importantes para nuestras inversiones: el riesgo de ruina y la esperanza matemática.

El riesgo de ruina es la probabilidad de perder todo el capital debido a una serie de perdidas o drawdown. Debemos aplicar, pues, técnicas de “money management” o gestión de capital, que nos ayudará a mantener el riesgo de ruina en niveles soportables y, además, maximizar las posibilidades de ganancia.

La esperanza matemática es la que nos dice si un sistema es bueno a largo plazo. Esto es matemática pura y podemos ver ejemplos muy claros en cualquier casino. Juegos como la ruleta tienen una esperanza positiva para el casino lo que significa que, a la larga, la banca siempre gana.

Principios básicos del trading - dadoPongamos un ejemplo sobre estos conceptos: imagine que vamos a jugar a los dados y que si usted tira el dado y sale 4, 5 o 6, la banca le pagará el doble de apuesta. En caso contrario pierde su apuesta. Las posibilidades de ganar son del 50% (3 caras ganadoras sobre 6 caras posibles). Si jugásemos todo nuestro dinero a 1 tirada tendríamos un riesgo de ruina del 50% (todo o nada). Tenemos las mismas posibilidades de ganar que de perder. Esto, sin duda, es bastante arriesgado. Si aplicamos gestión de capital y aplicamos probabilidades, tendremos que la probabilidad de que pierda 2 veces consecutivas es del 25%. Por tanto, si hemos apostado la mitad de nuestro capital en cada apuesta, nuestro riesgo de ruina es del 25%. En este ejemplo se plasma la necesidad de realizar apuestas pequeñas para, así, poder optar a beneficios, pudiendo soportar importantes rachas de perdidas. Por ejemplo, perder 10 veces consecutivas tiene una probabilidad de 1 entre 1024, aproximadamente un 0.1% de riesgo de ruina. Por tanto, apostando un 10% de nuestro capital en cada apuesta mantendremos ese nivel de riesgo.

Lo realmente importante de todo esto es que el nivel de riesgo se dispara cada vez que aumentamos nuestra apuesta. El incremento es desproporcionado.

Sin embargo, en este juego la esperanza matemática es 0. Tiene las mismas opciones de ganar que de perder. Debemos, pues, elegir un juego en el que nuestra esperanza matemática sea positiva. Esta ventaja se puede conseguir, por ejemplo, contando cartas en el BlackJack, esperando a que la baraja esté bien cargada, obteniendo así una esperanza matemática positiva a largo plazo.

Una vez aprendidos estos conceptos debemos aplicarlos sabiamente a los sistemas de trading. Esto no es, ni mucho menos, fácil pero debemos estudiar con detenimiento nuestros sistemas para conseguir esta ventaja estadística positiva.

Una vez que tenemos un sistema con esperanza positiva, debemos ser constantes y regulares a la hora de aplicar las reglas de nuestro sistema y esperar los resultados a largo plazo.

La fuerza emocional y mental es el ingrediente más importante del éxito en Trading con sistemas.

Es de vital importancia comprender que:

  • Hay que esperar los beneficios a largo plazo.
  • Hay que evitar la inclinación del resultado, que nos hará desconfiar. (Esto es juzgar un sistema por los resultados que está obteniendo, desconfiando de las bases matemáticas con las que se construyó).
  • Hay que creer firmemente en lo méritos del trading con esperanza positiva.
  • Hay que pensar que las perdidas con un coste adicional de ejecución, no un error de inversión.

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL TRADING

En conclusión, estos son los 4 principios básicos del trading:

  1. Haga Trading con ventaja (esperanza positiva)
  2. Gestione el riesgo (minimice el riesgo de ruina)
  3. Sea constante y coherente (evite la inclinación del resultado)
  4. Busque la sencillez en los sistemas